LAC de Les Ballets de Monte-Carlo proyecta otra dimensión en la danza

CDMX a 12 de Octubre de 2018.- Guanajuato, Gto., LAC, una versión singular del clásico ruso El lago de los cisnes, con una coreografía que se aleja de lo tradicional de la danza académica y contiene un mensaje universal, presenta Les Ballets de Monte-Carlo en la edición XLVI del Festival Internacional Cervantino.

En una conferencia de prensa que tuvo lugar en la Casa de Prensa del FIC en Guanajuato, el coreógrafo y bailarín francés Jean-Christophe Maillot, director de la compañía, explicó los elementos que diferencian su puesta en escena y sus intenciones en mostrar una visión más evolucionada.

“Es un espectáculo que se basa en la identidad del fundamento de El lago de los cisnes. Mi opinión es que sí se puede llegar a ver originalidad. Mucha gente dice que no es posible; yo les digo vengan a ver. La danza académica necesita renovarse y en estos momentos tenemos que llegar al público joven, pero sin desposar la tradición en la danza”, aclaró.

Comentó: “Un método es olvidarse por completo de la tradición del espectáculo. Pero yo quería mantener los códigos académicos y la técnica clásica; hacer por completo el ballet y así ofrecer una dimensión diferente. El cisne blanco es el más importante y muestra las diferencias entre él y la mujer”.

LAC, cuya plantilla está formada por 45 bailarines de 22 nacionalidades distintas, enseña ese otro lado en el segundo acto, que según Maillot no enseña una fase romántica; al contrario, la obra se convierte en un thriller, una historia oscura que proyecta un cisne duro, agresivo y salvaje.

Respecto a las diferencias notables del montaje, el coreógrafo indicó que siempre había querido libertad de inspiración en su trabajo, detalló que el público verá “personas normales que, al danzar, se tocan y abrazan, mientras que en la versión tradicional, los signos son todos iguales”.

Otra diferencia se aprecia en los personajes; hay mujeres asexuadas y nada parecidas a la versión clásica. El artista explicó: “Es mucho más que aspectos graciosos y elegantes; hay cinco mujeres muy distintas entre ellas, que no quieren casarse con el príncipe, pero las familias del personaje real quieren que alguna se case con él pues es muy rico”.

Maillot dijo que el propósito es que el mensaje llegue a nuevas generaciones y sea de su satisfacción porque encontraron en LACotra cara. “Cuando intentamos acercarnos a la juventud, les decimos: “esto no es El lago de los cisnes, sino una renovación. A continuación, describió cómo atrae a los jóvenes: invitamos a algunos, y al terminar el montaje nos dicen que presenciaron algo diferente, que esperaban algo más aburrido y anticuado, pero afortunadamente descubrieron una historia distinta”.

Acerca del propósito de llegar al mayor público posible, el director francés dijo que: “un espectáculo nunca recibe un rechazo unánime, y que complacer y seducir a todos es algo que no existe. Siempre hay un riesgo de desestabilizar al público, que es mucha gente, pues algunos son muy críticos hacia la danza y otros son obligadas a asistir.

“La idea de intentar gustar y complacer a todo el mundo es imposible: lo más que puede hacerse es transmitir un mensaje universal para así alcanzar a un público mayor; eso explica que siempre en mis espectáculos hablo del amor”.

Les Ballets de Monte-Carlo se presenta el jueves 11, viernes 12 y sábado 13 de octubre, a las 20:00 horas, en el Auditorio del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *