Propone MORENA reconocer al movimiento estudiantil del 68 en muro de honor de Cámara de Diputados

CDMX a 2 de Agosto de 2018.- En el marco del 50 aniversario de la tragedia de Tlatelolco, el próximo 2 de octubre, diputados federales de Morena presentaron una iniciativa para que se reconozca “al Movimiento Estudiantil de 1968” con una leyenda en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.

Ante el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, en la sesión ordinaria de ayer, el diputado Juan Romero Tenorio subrayó que recordar ese suceso histórico, implica volver a la protesta y represión no sólo en Tlatelolco, sino también los movimientos estudiantiles en Praga, París y Park Elaine.

“Tenemos que recuperar nuestra memoria para no repetir los mismos errores; tenemos que recuperar nuestra memoria para fortalecer un sistema democrático, que está cambiando el sistema político que exige un compromiso con la dignidad de todas y todos los mexicanos”, expresó.

En tribuna, explicó que inscribir la leyenda “Al Movimiento Estudiantil del 68” significa reconocer a los movimientos sociales y políticos que exigían libertad y un estado de derecho en la década de los 60.

En ese contexto, subrayó que sobre la masacre ocurrida en la Plaza de las Tres Culturas han escrito una gran diversidad de autores: José Revueltas, Jaime Sabines, Carlos Fuentes, Octavio Paz, Elena Poniatowska, Roger Bartra, Jesús Reyes Heroles y Rosario Castellanos.

“El 68 representa un cambio en la historia de nuestro país; representa una modificación de una actitud pacifista en contra del autoritarismo y la represión”, recalcó a nombre de los diputados promoventes Maricela Contreras Julián, Virgilio Caballero Pedraza, Alicia Barrientos Pantoja y del propio.

Al respecto, hizo referencia a un texto del escritor Octavio Paz, en el que afirmó que el movimiento estudiantil del 68 inició como una querella callejera entre bandas de adolescentes, pero que ante la brutalidad policiaca unió a los jóvenes. Además, el incremento de la represión por parte del Gobierno Federal y la hostilidad de la prensa, radio y televisión, que respondió a los intereses de éste, terminaron por robustecer a dicho movimiento.

“Si el 22 de julio del 68 el gobierno no hubiera utilizado la fuerza brutal contra los estudiantes, no se hubiera desatado toda una serie de acontecimientos de represión que culminarían en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, el 2 de octubre”, puntualizó.

Romero Tenorio consideró que de ahí la importancia de que la propia Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) haya anunciado que realizará una serie de eventos para recordar este movimiento estudiantil y recuperar la memoria histórica de trascendental hecho.

“Dos de octubre no se olvida”, es un grito que hemos repetido mucho desde nuestra época estudiantil y se sigue repitiendo cada año. Este año, a 50 años de que se inicia el Movimiento Estudiantil, estamos proponiendo una iniciativa para que se inscriba en el muro de la Cámara de Diputados la leyenda: ‘Al Movimiento Estudiantil del 68’”, recalcó.

Asimismo, el diputado Juan Romero consideró que el blanco de las protestas del 68 no era solo el sistema política antidemocrático, sino también la estructura autoritaria de la familia, la represión de la sexualidad, el rechazo al discurso hegemónico.

“La posibilidad de disentir se convirtió en un derecho legítimo y una sola frase del rector Barrios Sierra, ‘Viva la discrepancia’, tuvo más peso que todos los discursos aduladores al Presidente en el 68 y en los regímenes posteriores”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *