Ofrecerá el periodista Pablo Espinosa conferencia sobre periodismo

CDMX a 20 de Octubre de 2018.- En sus 46 años de vida el Festival Internacional Cervantino ha sido más que un escenario artístico:  se ha convertido en una escuela de periodismo cultural, en una academia para periodistas que buscan afianzar su conocimiento y apreciación del arte escénico y musical; donde reporteros y fotógrafos hacen de las salas de teatro sus aulas, y de los músicos y actores sus maestros.

Pablo Espinosa, jefe de la Sección Cultural del periódico La Jornada, hablará de esta faceta del Festival en la charla “La crónica, género periodístico en el Cervantino”, que ofrecerá el próximo sábado 20 de octubre, a las 11:00 horas, en el Museo Iconográfico del Quijote, en el marco de las Mesas sobre Periodismo Cultural que se realizan en el marco del XLVI Festival Internacional Cervantino.

Si algún género periodístico encaja en la fiesta del espíritu, es sin duda la crónica, el texto que se alimenta del color, la textura y la forma de las obras de teatro, los conciertos y el arte callejero que dan vida al festival durante 19 días.

Espinosa, autor de seis libros relacionados con la música a partir de la investigación periodística, hará una reflexión sobre la fusión entre crónica y oferta artística del festival, sobre todo con espectáculos musicales.

En su libro La música, ese misterio, publicado por la Universidad Autónoma de Nuevo León, el editor cultural se ocupa de compositores como Jean Sibelius, Olivier Messiaen, John Cage, Erik Satie, Leonard Cohen, Meredith Monk y Anton Bruckner, para establecer un diálogo entre el género de la biografía y el estudio musicológico a través de la narrativa literaria.

También ha eborado para la Revista de la Universidad de México temas de investigación como la neurociencia de la música y sus implicaciones de percepción acústica, fenómenos de la atención y reflexiones sobre aspectos hasta el momento poco estudiados, como la sinestesia musical.

En su libro más reciente, Sala de redacción, publicado por la Secretaría de Cultura, conjuga los géneros de crónica de conciertos, reseñas de discos, relatos musicales y entrevistas con algunos compositores, entre ellos Terry Riley y Arvo Part.

En su trayectoria periodística colaboró en El Fígaro y Cineguía; fue reportero de las secciones culturales de los periódicos El Nacional (1983-1984) y La Jornada (1984-presente), donde ahora es coordinador de la sección de Cultura.

También es autor del libro Si me han de matar mañana, lo redacto de una vez (Editorial Leega-INBA), por el que le fue otorgado el Premio Bellas Artes de Literatura en 1986. En 1988 recibió el Premio Sinaloa de Periodismo Cultural. En 1994, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes publicó su libro de crónicas No por mucho madrugar se redacta más temprano.

En 1996 la Universidad Nacional Autónoma de México publicó, como libro conmemorativo, el amplio reportaje titulado Sala Nezahualcóyotl, una vida de conciertos. En 2016 publicó La música, ese misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *