La entonación de la música mexicana

Morelia, Michoacán. 8 de Noviembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- La teoría musical de la entonación se basa en el estudio de la entonación oral como el elemento identitario de una obra. Pero para abordar la entonación de la música mexicana, no basta con atender el sonido, se debe definir primero la compleja mexicanidad.

El doctor en historia y ciencias de la música, Arturo García Gómez, es miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y profesor investigador titular A de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH). Tiene alrededor de 30 publicaciones científicas cuyo objeto de estudio es la música.

El hilo conductor de sus investigaciones es la entonación, que se origina en lo que se conoce como la “teoría de la entonación” de Boris Asaf’ev, en el área de estudio de la musicología.

“La entonación es toda aquella inflexión tonal y tímbrica de la voz, es decir, la forma en que pronunciamos las palabras, con sus infinitas inflexiones y acentuaciones. Todos estos cambios en la voz, el llanto, la risa, e incluso en los gemidos y onomatopeyas, revelan el estado anímico o la intención de la persona. Cuando hablamos entonamos, pero la entonación tiene sus particularidades en cada persona, en cada pueblo y en cada nación. Como en el castellano de un español, de un argentino o de un mexicano; y más aún en México, la entonación cambia de un michoacano a un chilango, o de un michoacano a otro michoacano incluso”.

Es eso, afirma, lo que provoca que la variedad de matices del habla sea infinita, cambiando a nivel macro (de país a país), regional (de zona a zona) o personal, por lo que en el mundo existirían al menos cuatro mil millones de entonaciones distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *