El INBAL recuerda a Miguel Covarrubias, impulsor de la danza contemporánea en México

CDMX a 4 de Febrero de 2019.- El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) recuerda, al cumplirse 62 años de su fallecimiento —ocurrido el 4 de febrero de 1957—, al pintor, caricaturista, diseñador teatral, investigador de antropología y etnología, muralista y museógrafo Miguel Covarrubias, conocido por propios y extraños como El chamaco.

A diferencia de otros artistas e investigadores, Covarrubias tuvo una formación autodidacta, pues su ritmo de aprendizaje era mucho más intenso y libre, algo que no hallaba al interior de una escuela. Al parecer sentía curiosidad por todo el mundo cultural, al grado de dar un gran impulso a la experimentación y creatividad dancística cuando fue funcionario del INBAL.

En esta última faceta de su vida, fue el principal impulsor de artistas como José Limón y Guillermo Arriaga (autor de la coreografía Zapata), quienes hasta la fecha son dos de las figuras más importantes dentro de la danza mexicana; además de que diseñó vestuarios y escenografías para esta disciplina.

Se dice que Covarrubias, con su preferencia por ser autodidacta, no concluyó los estudios de preparatoria, hecho que no le impidió dedicarse a distintas profesiones y oficios o desarrollarse en múltiples áreas, como en la caricatura —la cual realizó para diferentes periódicos— y la ilustración educativa. Trabajó, por ejemplo, en las revistas Vanity Fair, Vogue, Fortune, y New Yorker.

De acuerdo con la escritora Elena Poniatowska, quien lo entrevistó varias veces, Miguel Covarrubias “fue, posiblemente, el mejor caricaturista que ha dado México”. Los trabajos del artista mexicano fueron publicados por periódicos nacionales e internacionales como El UniversalEl HeraldoEl mundo, etcétera.

Sus aportaciones fueron vastas y diversas, abarcando distintas artes y áreas de investigación, como la que realizó en La Isla de Bali, obra que nace de la inspiración de uno de sus múltiples viajes y donde plasma su interés por la etnología y arqueología, pues dicho libro sirvió para otorgar un nuevo valor a ese sitio ubicado en el archipiélago de Indonesia a través de sus experiencias.

Como admirador, exponente y amante del arte y la cultura, siempre estuvo rodeado de distintas personalidades como Diego Rivera, Roberto Montenegro, Adolfo Best Maugard, David Alfaro Siqueiros, el Dr Atl, José Clemente Orozco y Manuel Rodríguez Lozano, entre otros.

Inició su carrera artística desde muy joven, a los 14 años, pero lamentablemente también falleció a una edad temprana, cuando cumplió 52. El deceso de Miguel Covarrubias fue a causa de ciertas complicaciones con su diabetes, y ocurrió en un hospital ubicado en la Ciudad de México. Posteriormente fue velado en la antigua sede del Museo Nacional de Antropología ante colegas, amigos y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *